mayo 9, 2012
2

La familia y los valores

La familia es el núcleo ideal para fomentar valores y forjar en sus miembros un modo de vida mucho más humano que pueda ser transmitido de generación en generación. Los valores se hacen presentes cuando cada miembro es responsable del papel que desempeña en la familia, generando bienestar y felicidad a los demás.

Los valores están física, mental y espiritualmente en cada una de las personas que conviven en un hogar, esto permite una mayor disponibilidad de comunicación entre todos, estableciendo relaciones mucho más fuertes cuyas bases sean el amor, el respeto, la educación y la protección.

Si una familia fomenta el amor en sus miembros, no sólo conseguirán estabilidad emocional en todos sino que fortalecerán los lazos de fraternidad ante la sociedad. No sólo se trata de enseñar amor sino de aprender a amar, cuidarlo y comunicarlo. El amor, de la mano con el respeto, permite a las personas relacionarse sanamente con otras. En el caso de los niños, el amor en el núcleo familiar los estimula en el aprendizaje, desarrolla su inteligencia y les brinda sensación de seguridad y confianza.

El respeto hacia los demás miembros de la familia es un valor muy importante, no sólo hacia una persona sino hacia sus opiniones y sentimientos. Es en la familia donde se debe aprender que tanto las personas como sus ideas merecen ser respetadas y valoradas. El respeto hacia las cosas de los demás, respeto a la privacidad, respeto a las decisiones, son valores que deben estar presentes en cada persona que convive en el hogar.

Con la educación, en muchos casos, se piensa que sólo los maestros están involucrados en fomentarla, pero no debemos olvidar la famosa frase que dice “La educación comienza en casa”. La familia es la base de la sociedad civil y sólo en ellas las personas pueden ser debidamente criadas, educadas y recibir toda la información que los convertirán en buenos ciudadanos y en buenas personas. A través de la educación se fomenta cultura, un valor muy importante para el desarrollo de un país.

Una familia educada, una familia con amor, una familia que conoce el respeto, es una familia que va a buscar la protección entre cada uno de sus miembros y se va a preocupar por el bienestar de cada uno. Es muy fácil tomar el prototipo de que “los protectores” son los hombres de la casa, pero es importante dejar en claro que en una verdadera familia se cuidan entre todos y se defiende, con respeto, la calidad de vida de cada uno.

Las sociedades bien construidas han sido fundamentadas a través de la familia, porque sólo a través de ellas se logra el bien común. La familia representa la unión más natural y necesaria para la comunidad, y es la primera escuela de virtudes y valores humanos necesarios para la sociedad. Es a través de la familia que nos introducimos a la sociedad civil y es importante que como padres estemos conscientes de la importancia de formar seres humanos y ciudadanos que puedan dar lo mejor de si mismos en el país en el que viven. La educación es un proceso artesanal, en el que los valores y principios van moldeando la conducta de las personas, por lo que sólo puede hacerse en el seno de la familia.

 

Deja un comentario